Andrés Pedreño, catedrático de economía eplicada de la UA, y cofundador y presidente no ejecutivo de IT&IS Lab.

1. ¿Cómo ha afectado la pandemia del covid-19 a tu organización? ¿cuáles son los principales retos a los que se enfrenta?

A la primera primera pregunta:
Las empresas han optado por el sistema de teletrabajo y lo están haciendo con eficiencia organizativa y operativa. Se han identificado las ventajas del teletrabajo y estamos tratando de sacarles provecho.
Se han identificado nuevas necesidades muy relevantes y situaciones muy complejas que requieren de desarrollos muy rápidos y eficientes en material digital.
En general hemos encontrado un ambiente y actitudes de implicación, colaboración y solidaridad en los miembros de nuestra comunidad.

A la segunda pregunta:

Está el reto de resolver los problemas de incertidumbre que genera la actual crisis. Asimilar la muy dura recesión que sufrirá las empresas y la sociedad en su conjunto.
También está el reto de identificar las nuevas oportunidades que se generan en torno a cambios muy intensos y de bastante entidad en sectores y empresas.
Por último para sobrevivir como empresa debemos desarrollar nuevos productos que respondan a las necesidades actuales derivadas de tales cambios.

 

2. ¿Crees que tu sector empresarial, el gobierno y/o la sociedad civil debe realizar alguna acción en especial para paliar los efectos de esta crisis a medio y largo plazo?

El Gobierno debe tratar de minimizar la entidad de la crisis que se ha creado tras el confinamiento de las personas y de la actividad económica. Debe apoyar a lo menos favorecidos y a la sociedad en general dentro de un marco de consenso nacional, europeo e internacional.
El Gobierno debe poner foco apoyando a las pequeñas y medianas empresas en general, bajo un marco de futuro. En este marco la digitalización y el medio ambiente deben ser principios muy relevantes para tratar de construir una economía de futuro.
En concreto las políticas europeas, españolas y valencianas deben apoyar una digitalización que le proporcione valor real a las empresas tradicionales y a las administraciones, incrementando la eficiencia. La crisis debe potenciar una economía digital fuerte donde la Inteligencia Artificial debe ser una apuesta crucial para aprovechar el cambio y la modernización.

 

3. ¿Cómo crees que será el escenario posterior a la crisis? ¿Cambiará el tipo de relación con tus empleados, clientes, proveedores, y el resto de grupos de interés?

Ya hay indicadores que muestra que la crisis económica mundial adquirirá unas dimensiones a corto plazo desconocidas. En este contexto es previsible la transformación profunda de sectores, la desaparición de muchas empresas y la generación de una tasa de paro que batirá récord históricos. Planificar políticas sociales y de cohesión es fundamental.

 

4. ¿Qué acciones ha llevado a cabo tu organización para ayudar a los más vulnerables en estos momentos?

Hemos desarrollado un asistente conversacional inteligente, basado en IA, para informar sobre el coronavirus con información oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y autoridades sanitarias ante el colapso de los servicios de información. Este servicio se ofreció gratis a todas las instituciones públicas y privadas como servicio público gratuito. Más de 300 instituciones, medios y empresas de 8 países lo han insertado gratuitamente en su web.

En la actualidad participamos en la construcción de un cluster nacional de Inteligencia Artificial para estudiar las demandas sociales más urgentes y darles respuesta.

 

5. ¿Cómo crees que afecta a la globalización? ¿Cómo crees que afecta a las tecnologías?

La globalización se ha vuelto frágil ante la inestabilidad de equilibrios y bloques y cambio de estatus económico y financiero de muchos países. Estos últimos se pueden ver afectados muy diferencialmente debido a la intensidad y vulnerabilidad de sectores específicos como el turismo, hostelería, viajes…
Asia y en particular China parecen ganadoras al día de hoy, pero los impactos de la crisis pueden tener orígenes y causas diferentes. No hay que descartar escenarios de fragmentación de bloques.

En lo que respecta a la segunda pregunta, el confinamiento de la población ha acelerado la digitalización y transformación digital tanto de la sociedad como de las empresas. Teletrabajo, banca digital, educación online, administración electrónica, comercio online, entre otras vertientes incentivarán el desarrollo de tecnologías aplicadas.

Aquí puedes ver el resto de respuestas de otros miembros de ÉTNOR