Araceli Ciscar, consejera ejecutiva del Grupo Dacsa

1. ¿Cómo ha afectado la pandemia del covid-19 a tu organización? ¿cuáles son los principales retos a los que se enfrenta?

Nosotros al ser un grupo alimentario hemos mantenido y elevado considerablemente nuestra actividad durante las ultimas semanas.

Hemos experimentado, por primera vez, tener una gran parte de la plantilla de la compañía trabajando desde casa y a un ritmo asombroso.

Por otra parte tenemos nuestros “HÉROES DACSA” todo el equipo de producción trabajando en su puesto habitual y sin rendirse, por todas las plantas de Europa.

Pero dentro de nuestro grupo familiar si que nos hemos visto obligados a cerrar el Hotel Renasa siguiendo la normativa aprobada por el gobierno para este periodo de crisis y esperamos abrirlo en el momento se normalice todo y llegue la autorización para ello.

 

2. ¿Crees que tu sector empresarial, el gobierno y/o la sociedad civil debe realizar alguna acción en especial para paliar los efectos de esta crisis a medio y largo plazo?

Sin ninguna duda tenemos que encontrar el camino para arrimar el hombro, esforzándonos al máximo con el fin de reducir todo lo posible los tiempos de incertidumbre que esperan a tantas empresas, personas y familias. No podemos dejar que “lo haga otro por mí”, mirar hacia otro lado. Empresas, gobiernos, profesionales de diferentes ámbitos. Va a ser fundamental el apoyo de todos. Desde el mundo de la empresa debemos tratar de mantener y recuperar a todos nuestros trabajadores lo antes posible. Debemos pensar en dedicar más medios y ser más solidarios. Quizás habría que pensar en medidas fiscales extraordinarias para estos momentos extraordinarios.

 

3. ¿Cómo crees que será el escenario posterior a la crisis? ¿Cambiará el tipo de relación con tus empleados, clientes, proveedores, y el resto de grupos de interés?

Creo que vamos a encontrar un escenario de recesión importante y deberemos valorar cómo evolucionará el entorno y ajustar las estructuras a las necesidades reales. Esto requiere una reflexión  profunda desde ya. Esperamos que todos nuestros empleados permanezcan en sus puestos  y quizás esta experiencia actual nos ayude a saber conciliar mejor en el futuro de lo que lo hemos hecho hasta ahora.

En general con nuestros clientes y proveedores,  entiendo que permanecerá una buena relación como tenemos ahora, o incluso reforzada, pues hemos hecho juntos un gran esfuerzo para atender la fuerte demanda que se ha producido estos días en los mercados. Esto será lo mas sobresaliente.

Luego habrán clientes de sectores algo mas castigados con los que tendremos que trabajar tomando decisiones adecuadas al momento que vivimos y ayudarles a recuperar su necesaria estabilidad.

 

4. ¿Qué acciones ha llevado a cabo tu organización para ayudar a los más vulnerables en estos momentos?

Lo primero cuidar a todas las personas que trabajan en la parte operativa de nuestra compañía que si bien no pueden parecer vulnerables,  no cabe duda que están expuestos cada día pues no tienen la opción del teletrabajo y así poder permanecer en sus casas.

En un entorno también inmediato, estamos dando menús especiales a todos los transportistas que llegan a Dacsa y que tras viajes de mas de 500 kilómetros no encuentran ni restaurantes o bares donde comer de caliente.

Estamos donando recursos económicos a través de organizaciones terceras para llegar quien necesita dotarse de mejores medios en estos momentos.

Seguimos buscando formas de colaborar para llegar a personas con necesidades no cubiertas. Estamos trabajando en ello desde el Comité Estratégico con empeño.

 

5. ¿Cómo crees que afecta a la globalización? ¿Cómo crees que afecta a las tecnologías?

Creo que durante un tiempo, los países que puedan, van a mirar mas hacia dentro y no tanto hacia fuera. Tras un golpe tan fuerte habrá que revisar qué debemos mejorar y contemplar para ser un poco mas dueños de nosotros mismos. Lo ocurrido requiere de una reflexión profunda en lo que denominaríamos “Gestión del Riesgo” en una organización empresarial. ¿Qué es estratégico para un país? ¿Qué no podemos dejar en manos de otros?

Pero no solo desde un punto de vista económico. También desde el análisis de las necesidades humanas. O sobretodo en esto.

En cuanto a las nuevas tecnologías esta ha sido una prueba de fuego para muchas empresas. Para analizar nuestras capacidades de trabajar sin vernos, sin ir a la oficina.

En estos momentos las reuniones “virtuales” están establecidas totalmente en nuestro día a día y cada vez con medios más ágiles y sencillos. El ritmo, como he dicho antes es asombroso.

Pero también para muchas personas que, por primera vez, han comenzado a experimentar un entorno on-line para hacer muchas cosas que antes no hubieran imaginado. Desde la compra a navegar por una oferta de ocio cada vez mas amplia y adecuada para este tiempo de permanencia en casa.

 

Aquí puedes ver el resto de respuestas de otros miembros de ÉTNOR.