Clausura del XXVIII Seminario de Ética Económica y Empresarial

Cebrián: «Pasarán décadas antes de que entendamos cómo la democracia puede convivir con Internet»

  • El periodista destaca la importancia de corregir las desigualdades y la pérdida de liderazgo político para que la democracia funcione
  • También considera que la democracia todavía es un fenómeno débil y que tan solo estamos en la primera revolución tecnológica

Fundación Étnor
Valencia, 20/06/2019

Juan Luis Cebrián, fundador y presidente de honor del diario El País y expresidente del Grupo Prisa, clausuró ayer el Seminario de Ética Económica y Empresarial de la Fundación Étnor con su ponencia ‘El futuro de la democracia’ en la que destacó la fragilidad de la democracia aunada al actual contexto de desarrollo tecnológico y fragmentación política.

Como en años anteriores, el president de la Generalitat Valenciana Ximo Puig estuvo presente en el acto y, en esta ocasión, intervino con un discurso en el que destacaba la importancia de que el comportamiento de las figuras políticas estuviera siempre unido a la ética y a las «condiciones permanentes de humildad, respeto y diálogo». Así mismo, también destacó el deber político de comprender por qué se produce la desigualdad y acabar con ella: «acabar con la desigualdad es una cuestión de justicia, de ética y de necesidad. Es lo que necesita la sociedad para reencontrarse con la política y la democracia”, afirmó Puig.


Tras él, Adela Cortina, catedrática de ética y filosofía política de la Universidad de Valencia y directora académica de la Fundación Étnor, dio paso a Juan Luis Cebrián recordando una frase que ya ha mencionado en otras ocasiones: «lo peor que le puede pasar a la democracia es creer que está conquistada» y destacando la importante labor que tuvo el periodismo en la transición democrática.

Por su parte, el expresidente de Prisa, comenzó su intervención recordando que la democracia es imperfecta y reciente, y que lo será todavía más si no se acaba con las desigualdades: «o se corrigen las desigualdades o no funcionará la democracia». En referencia a esto, Cebrián destacaba la relación de la economía capitalista y el desarrollo tecnológico con el futuro de la democracia.

«La creación de la opinión pública es muy importante para que la democracia funcione», decía al inicio, e Internet y las redes sociales la han transformado por completo. Antes de su ponencia declaraba en privado para la Fundación Étnor: «lo que ha destruido de verdad la formación de opinión pública son las redes sociales. Los medios tradicionales se han contagiado de la deriva de las redes», y añadía: «si no hay un sistema de formación pública creíble las elecciones no serán creíbles».

Como aspecto positivó destacó que «en principio» Internet es más igualitario porque aumenta la participación y que, por tanto, «es una herramienta democrática», pero que, sin embargo, «pasarán décadas antes de que entendamos cómo la democracia puede convivir con Internet». Según declaró para Étnor, el principal motivo de esto, además de las redes sociales, es que «hay un monopolio mundial de Internet controlado solo por cuatro o cinco compañías, por lo que hay una intervención global de pocos gobiernos. Algo igualitario y participativo acaba sometido casi al gran hermano». En relación a esto, Cebrián también recalcó el hecho de que no tener control del desarrollo tecnológico y de Internet es un problema clave para la geopolítica: «Europa ha perdido el tren por completo».

Así mimo, el periodista señaló el descrédito de las instituciones y la pérdida de liderazgo político como graves problemas para la democracia: «la democracia peligra cuando peligran las instituciones», y añadía: «es necesario que los líderes políticos y los partidos hagan algo respecto a la falta de liderazgo para que sobreviva la democracia».

Nuevo ciclo de conferencias
Enrique Belenguer, presidente de Fundación Étnor, haciendo una valoración del vigésimo octavo seminario: ´Los desafíos éticos para le empresa en un mundo digital`, ha recordado que a través de exposiciones conceptuales y casos prácticos el objetivo ha sido: «conocer qué asuntos preocupan hoy en el ámbito socio económico en el que nos movemos, adelantar los posibles escenarios y ver que nuevos problemas se empiezan a vislumbrar desde la perspectiva de la Ética empresarial».

Siguiendo con este propósito, Belenguer, anunció durante su turno de palabra el inicio de un nuevo ciclo de conferencias en la ciudad de Alicante para septiembre de este año, ampliando así su ámbito de actuación a toda la Comunidad Valenciana.