La Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha indicado que “con acertados ingredientes de empresa, empleo, economía, formación, previsión y responsabilidad social, podemos alcanzar el objetivo de una sociedad más cohesionada y solidaria, estando perfectamente preparados para ello y buscando nuevas oportunidades”.

Artolazabal ha clausurado el acto de entrega a la empresa Petronor, del “Primer Premio Empresa y Sociedad Ignacio Arrieta” del periódico Estrategia Empresarial. En el acto han participado José Antonio Aguado y Roberto Urkiza consejero y director de Estrategia Empresarial, Emiliano López Atxurra y Domingo García Marzá con la conferencia sobre “Ética Empresarial: un marco ético para la responsabilidad social”.

Artolazabal ha indicado que “la distinción de esta tarde cuenta con doble contenido: el reconocimiento a la empresa Petronor y el homenaje, por su trabajo y gran obra social, a José Ignacio Arrieta: empresario, emprendedor y Sailburu en el Gobierno Vasco a quien se le da el nombre del Premio”.

La Sailburu Artolazabal ha felicitado a Emiliano López Atxurra presidente de Petronor, “por su medio siglo de compromiso económico y social en Euskadi. Las inversiones, promoción de empleo, acciones de responsabilidad e innovación y previsión para su adaptación a las nuevas exigencias normativas medioambientales que desarrolla Petronor se sitúan en esa estrategia para el desarrollo de Euskadi que observó con acierto José Ignacio Arrieta”

“Las iniciativas de Petronor en materia de Responsabilidad Social están dirigidas a colectivos y organizaciones de su entorno y de todo Bizkaia sin olvidar a su ámbito local próximo de la margen izquierda. Petronor es un referente claro en la positiva evolución económica vasca, especialmente en el área del Puerto de Bilbao como lo es su colaboración con la promoción cultural y deportiva de la comarca, con el Centro de Formación Somorrostro y con la Escuela de Ingenieros de Bilbao” ha matizado la Consejera.

“Arrieta tuvo una gran visión social. Como también la tuvieron aquellos ejecutivos autónomos vascos de los años 80, en tiempos de una gran reconversión industrial. Aquellos pasos que se dieron en la atención a quienes más lo necesitaban, a las personas más vulnerables, han conseguido que Euskadi esté hoy más cohesionada y no observe una fractura social” ha concluido Artolazabal.

 

Fuente: NoticiasPress