Fundación DivinaPastora fue una de las 20 entidades que recibió el pasado lunes, 23 de septiembre, un reconocimiento de la Asociación Domus Pacis – Casal de la Pau por el compromiso y el apoyo otorgado durante los últimos años. Rosa Laparra, gerente de la Fundación, recibió este galardón de manos de José Antonio Bargues, presidente de Casal de la Pau, e Inmaculada García, directora gerente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV).

Estos galardones se entregaron en la clausura del encuentro de empresas ‘creando segundas oportunidades’ celebrado en la sede de la CEV. Durante la jornada, Amelia Navarro, presidenta de la Comisión de Responsabilidad Social Empresarial de la CEV, reivindicó la necesidad de que las empresas adopten «un enfoque de desarrollo sostenible y responsable» y aseguró que éstas son un «actor directo en el éxito o el fracaso de esa reinserción social en la que tener trabajo es fundamental».

Por su parte, Miguel Ángel Martínez, director del CIS ‘Torre Espioca’ de Picassent, se refirió a la segunda oportunidad  en el mundo laboral para las personas que están cumpliendo condena en medio abierto y que poseen capacidades y competencias plenas de empleabilidad, como prioridad absoluta del modelo de reinserción consagrado en la Ley Orgánica General Penitenciaria que cumple justo el día 26 de septiembre 40 años y trasladó un mensaje de confianza a las empresas sobre las medidas de control y apoyo existentes desde el CIS.

Enrique Belenguer, presidente de la Fundación Étnor, destacó los valores éticos implicados en la Responsabilidad Social Empresarial, subrayando que se trata de una elección de cada empresa que debe ir más allá de la publicidad y que va al fondo de la satisfacción del cliente que cada vez más exige un producto responsable con la situación social y con el medio ambiente.

A continuación, Leo Guzmán, del Casal de la Pau, explicó los proyectos de actuación abiertos a la colaboración de las empresas y dio paso a dos ejemplos de buenas prácticas. En esta ocasión se eligió al Grupo C.G.C. y al Club Natación Utiel que relataron junto a las personas contratadas la normalidad con la que se viene desempeñando el puesto de trabajo y abogaron porque las demás empresas  superen estigmas y recelos a la hora de contratar población que está en prisión o ha pasado por ella.

Proyecto de atención a personas con enfermedad mental

Dentro de su compromiso por atender a personas en riesgo de exclusión social, la Fundación Divina Pastora ha colaborado en los últimos años con Casal de la Pau en el proyecto ‘Atención integral a personas con enfermedad mental’, cuyo objetivo es mejorar las condiciones de vida de las personas exreclusas afectadas por graves enfermedades mentales. A través de este programa, se les ha ofrecido cobertura de las necesidades básicas de alimentación, alojamiento temporal y acompañamiento orientado a favorecer y mantener las condiciones para el acceso a los recursos sociosanitarios.

En 2018 se atendió a un total de 38 personas con patología mental, de las que nueve residieron en el centro de acogida de Casal de la Pau, 18 vivían en pisos o habitaciones alquiladas y se les atendía en este espacio y diez padecían situación de sinhogarismo (sin techo o sin hogar).