Valencia, 1 de octubre de 2019.- El presidente de Fundación Étnor, Enrique Belenguer, el presidente de CEV Alicante, Perfecto Palacio, y la directora de la Cátedra de Responsabilidad Social de la Universidad de Alicante, Irene Bajo, dieron inicio ayer al Ciclo de Conferencias Étnor sobre Ética Empresarial que tendrá lugar en Alicante. El evento fue el primero de una serie de jornadas que se llevarán a cabo de la mano de las tres organizaciones con el objetivo de promover la gestión ética empresarial y el compromiso social de las empresas. La Catedrática de Ética y Política de la Universidad de Valencia y directora académica de Fundación Étnor, Adela Cortina, realizó una extraordinaria ponencia titulada ‘El papel de la empresa en la sociedad’.

En la apertura institucional, el presidente de CEV Alicante destacó el papel que juegan las empresas como motor de desarrollo social y progreso para las personas y las familias, así como la “importancia de incentivar la responsabilidad social en todas las empresas de la Comunidad Valenciana”. Sobre todo, de la pequeña y mediana empresa, con gran presencia en la región. Perfecto Palacio recordó también que “en el nuevo contexto social ser una empresa responsable no es una opción, es una obligación”.

Por su parte, Enrique Belenguer resaltó del propósito de las jornadas la búsqueda de respuestas innovadoras ante los “nuevos retos que plantea un entorno cambiante, complejo e incierto”. El presidente de Étnor expuso la importancia de crear un espacio de diálogo y orientación en toda la Comunidad Valenciana para “construir mejores empresas y una sociedad mejor”. Palabras que secundó Irene Bajo, quien afirmó que “la creación de un entorno que propicie el diálogo entre la empresa, la ética y la academia constituye una oportunidad única”.

En la inauguración también estuvo presente Adolfo Utor, presidente de Baleària y del Consejo Social UA y patrono Ėtnor, que destacó la importancia de la responsabilidad social empresarial asociada a la reputación y al éxito, pero también al propósito de generar desarrollo sostenible a través de la innovación, la cooperación y la transversalidad.

Durante la parte central del evento, Adela Cortina explicó que el actual paradigma ético de la empresa debe guiarse por la ética del interés y de la responsabilidad. La empresa debe “asumir el interés de todos los afectados por su actividad” y “tener en cuenta las consecuencias de sus decisiones”, afirmó Cortina.

La catedrática y directora de Étnor resaltó también que el papel de la empresa en la sociedad no puede “caer en el economicismo, que no causa más que daño desigualdad y pobreza” sino que la empresa debe crear, además de riqueza, cohesión social. Cortina señaló que la crisis económica ha potenciado la transversalidad de la ética y la responsabilidad social, siendo esta “un instrumento de gestión, una medida de prudencia y una exigencia de justicia”.

En la jornada ha estado presente una amplia representación del ámbito empresarial alicantino. También de personalidades del sector como Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana; Manuel Alcaraz, exconseller de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación; Belén Cardona, secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática; María Muñoz, directora general de lucha contra la brecha digital; y Sonia Tirado, directora general de Innovación.