Maite Antón, presidenta de AEFA.

 

1. ¿Cómo ha afectado la pandemia del covid-19 a tu organización? ¿cuáles son los principales retos a los que se enfrenta?

En AEFA hemos seguido manteniendo nuestras líneas estratégicas de trabajo y funcionando con toda la normalidad posible que la situación que estamos viviendo nos permite, pero utilizando los canales de comunicación online como vía para continuar con nuestra actividad asociativa y representativa. Como retos, hemos estado muy atentos, para informar a nuestros asociados en todo momento sobre las medidas que venía decretando el Gobierno en materia laboral y fiscal, y hemos reivindicado herramientas reales que ayuden a las empresas familiares a sostener el empleo y generar riqueza en el territorio.

También nos hemos convertido en una herramienta vehicular, haciendo valer más que nunca nuestra capacidad de networking para poner en contacto a unas empresas con otras. De esta manera, hemos fomentado el desarrollo de proyectos comunes entre diferentes compañías para dar solución a las nuevas necesidades productivas que han surgido en nuestro país a raíz de esta pandemia, como es la creación de material de protección sanitaria. En el caso de las jornadas formativas, hemos adaptado su formato y ahora las realizamos a través de webinars.

 

2. ¿Crees que tu sector empresarial, el gobierno y/o la sociedad civil debe realizar alguna acción en especial para paliar los efectos de esta crisis a medio y largo plazo?

Sin lugar a dudas, debemos ser conscientes de que el reto es colectivo. Es, en estos momentos, cuando entidades como AEFA debemos demostrar que somos agentes útiles no sólo para nuestros asociados, sino también para el conjunto de la sociedad. Vamos a ser constructivos a la hora de proponer medidas que permitan la rápida recuperación social y económica. Debemos remar todos en el mismo sentido, aunando fuerzas y redoblando esfuerzos, tanto empresas como Administraciones. Las empresas van a tener que afrontar problemas a nivel operativo y financiero, como la falta de liquidez, y ahí necesitamos que las Administraciones nos ayuden para que no nos veamos obligados a cerrar nuestros negocios y se pierdan puestos de trabajo.

 

3. ¿Cómo crees que será el escenario posterior a la crisis? ¿Cambiará el tipo de relación con tus empleados, clientes, proveedores, y el resto de grupos de interés?

Como gerente de una agencia de comunicación y presidenta de AEFA sé que el escenario que vamos a encontrar los empresarios va a ser difícil y complicado, pero también sé que vamos a ser capaces de superarlo. Creo que si algo estamos aprendiendo de esta experiencia es que juntos somos más fuertes, y que cuando trabajamos en equipo y cooperamos conjuntamente se consigue mucho más ya seas empleado, cliente o proveedor.

En este momento, ya debemos pasar de la primera fase más operativa de resolución de la situación inicial a una planificación estratégica poniéndonos en los distintos escenarios con los que nos vamos a encontrar con la vuelta escalonada a una situación nueva para todos, en donde será necesario que pongamos de nuestra parte, que lleguemos a acuerdos entre todos, para que el impacto económico de esta crisis sea lo menor posible y nos recuperemos lo antes posible. Aquí no vale el ‘sálvese quien pueda’, aquí vale que salgamos todos y en las mejores condiciones.

 

4. ¿Qué acciones ha llevado a cabo tu organización para ayudar a los más vulnerables en estos momentos?

Además de las acciones de coordinación de esfuerzos conjuntos que hemos llevado a cabo con nuestros asociados y que ha permitido facilitar la creación de material de protección, hemos planificando una campaña de captación de fondos sociales a través de Cruz Roja que pueda servir para ayudar a los grupos de población con mayores dificultades y más vulnerables. También hemos dado difusión y puesto en contacto a distintas empresas de la Asociación que han realizado iniciativas de puesta a disposición de viviendas desocupadas para colectivos vulnerables de contagio, así como reparto de menús para personas necesitadas. Somos conscientes de que la sociedad va a necesitar más que nunca el apoyo de las empresas familiares para paliar los daños de esta crisis.

 

5. ¿Cómo crees que afecta a la globalización? ¿Cómo crees que afecta a las tecnologías?

Si el mundo se contrae después de esto, si piensa que cerrando fronteras y aislándose del resto está la solución, entonces no habremos aprendido nada. Creo que la lectura correcta sería la contraria, es decir, que sólo ayudándonos unos a otros lograremos una sociedad más segura y más justa, y económicamente más estable. Parte de este problema, de la pandemia, ha sido que muchos pensaron que era un problema del otro, y que no llegaría hasta el portal de su casa, de su país. Y sí lo hizo. La globalización no sólo debe ser para el plano económico, que ha demostrado que es bueno en su conjunto para el desarrollo de los pueblos. Si no debe también ser para los derechos, la cooperación, la solidaridad, etc. Pero también ha quedado demostrado que esa globalización demanda aumentar los niveles de exigencia normativos y sanitarios a todos los países del mundo, en especial de Asia, no sólo para que no exista una desventaja económica respecto a las exigencias que nosotros soportamos, sino para tener un mundo más sostenible y sano.

En cuanto a las tecnologías, afortunadamente, el mundo tiene un desarrollo tecnológico que ha permitido que el bloqueo sólo haya sido parcial. Pero también ha servido para darnos cuenta de nuestras carencias en este sentido, y del bajo nivel de aplicación real en muchos campos, como la inteligencia artificial para combatir a nivel sanitario al virus. Hay un largo camino por recorrer en el desarrollo de las nuevas tecnologías, la investigación y la innovación y ahora es el momento.

Aquí puedes ver el resto de respuestas de otros miembros de ÉTNOR