Santiago de Taranco, Gerente de Alberta Norweg.

1. ¿Cómo ha afectado la pandemia del covid-19 a tu organización? ¿cuáles son los principales retos a los que se enfrenta?

Somos una empresa de Consultoría de Ingeniería y Arquitectura, Gestión Inmuebles en rentabilidad (120.000m2 de Edificios de Oficinas en Valencia principalmente) para Family Office Valencianos, y Consultoría de Infraestructuras para multinacionales gestionándoles, entre otros puntos, las Implantaciones de sus Oficinas en todas España.
Tenemos la gran suerte que no somos una empresa sanitaria, seguridad, transporte…etc que están en primera línea de exposición al virus: por lo tanto tenemos la suerte de no estar expuestos directamente al Virus.
Esta situación sí que ha generado adaptaciones en la forma de trabajo: siendo 16 técnicos (ingenieros, arquitectos, aparejadores…) y 6 técnicos de mantenimiento (hemos contratado hace una semana al sexto) como muchas empresas nos hemos adaptado al teletrabajo, teniendo la suerte que viendo lo sucedido en China y en Italia, nos preparamos semanas antes del Estado de Alarma. Por lo tanto, menos el gerente y los técnicos de mantenimiento, el resto de la plantilla se encuentra seguro en sus viviendas.

El reto ha sido la seguridad para los que estamos haciendo servicios a los Servicios Esenciales: al gestionar Edificios, hemos visto que Notarías, Abogados, Portuarios y Sanidad albergadas en ellos, necesitaban tener servicio. Mascarillas, guantes, líquidos virucidas, tratamientos de desinfección-virucida en fin de semana para procurar tener espacios seguros, se ha convertido en un reto semana a semana.

La adaptación de ambos sistemas (teletrabajo y trabajo local Esencial) ha sido exitoso, al haber superado de forma satisfactoria, en la primera semana de abril, la Auditoría Externa de Renovación de la Certificación ENAC: ISO 14001:2015, ISO 9001:2015 con servicios de videoconferencia y servicios telemáticos, combinando esfuerzos con la empresa Auditora SGS ICS.

 

2. ¿Crees que tu sector empresarial, el gobierno y/o la sociedad civil debe realizar alguna acción en especial para paliar los efectos de esta crisis a medio y largo plazo?

El sector empresarial se está moviendo: #EstoNotienequePARAR es un ejemplo. La Cámara de Comercio de Valencia con #JuntosSaldremosReforzados y la Asociación de Jóvenes Empresarios Valencianos #JAJEVNoPara, y muchas otras asociaciones se han movido con el tejido empresarial. Pero no todas las empresas han podido trabajar (nosotros hemos podido por nuestra vinculación con las Empresas Esenciales). Muchas de ellas paradas por Decreto (desde Pepe del Restaurante Palanca, hasta Gonzalo de la Peluquería Avenida, pasando por María Luján de Fisioterapia). Algunas de estas empresas, a pesar de la restricción, han sabido “reinventarse”: desde la parte solidaria como restaurantes dando de comer a hospitales, hasta virar a comida a domicilio a través de las aplicaciones de venta-on-line.
Pero otras empresas no tienen muchas posibilidades: un fisio no sé cómo encontrará el resquicio para poder dar servicios. Y estas empresarios no creo que estén teniendo la ayuda necesaria.

Entonces el Gobierno (que no reaccionó como Corea del Sur o como Taiwan o Nueva Zelanda en el primer caso de infectado) tendría que tener alguna política no sólo de cara a lo que es primero la Salud (a cuidar debida a la Pandemia COVID19) sino a lo segundo, la Economía (que acabará influyendo también el la salud de muchos empresarios y trabajadores). Porque está bien priorizar, pero mejor es tener una visión de conjunto. Y es que medidas económicas como las de EEUU donde había un 2% de paro y cierta riqueza, con un presidente y consejo empresario, derivan en ayudas 2Billiones de $ de plan de estímulo, 250.000.000$ cheque a familias con 500$mes/niño, 350.000.000 préstamos a PYMES, subsidios desempleos… 130.000.000 para Hospitales…: en salud reaccionó tarde… pero en economía seguro que no decepcionará.
El Gobierno español es muy posible que no haya sido la mejor respuesta en Salud y claramente no es la mejor respuesta para la economía española (y ciertamente, no se le espera): una política de estricto control de los positivos con test masivos sabemos que habría neutralizado la pandemia y habría permitido mantener la economía.

La sociedad civil se encuentra en su gran mayoría cautiva en sus casas por un delito que no cometieron: nos obliga la política por no haber podido improvisar otra medida. Aun así, les vemos coser mascarillas desde su casas y aportando soluciones (como protectores faciales y oculares realizados con impresoras 3d) más rápido que otros agentes sociales.

Será difícil hacer que todo siga igual después del levantamiento del estado de alarma: PYMES que no tuvieron ningún ingreso en 2 meses, deberían de poder contar con un dinero que les compense para pagar sus recibos. Autónomos no sólo no han podido cobrar, es que han tenido que pagar sus seguros sociales más suministros, alquileres y otros servicios. Empresas de tamaño intermedio hemos visto cómo han cortado la cadena dejando de pagar a sus proveedores porque otros les han dejado de pagar.
Se ha convertido en una cadena de impagos y deudas donde sólo excepciones de solidaridad han brillado en ausencia mayormente de liquidez.

Pocas soluciones quedan que no sea la apuesta generalizada por el comercio existente resurgido con pólizas de crédito o ICOs diseñados para atrasar deuda a cinco años.

 

3. ¿Cómo crees que será el escenario posterior a la crisis? ¿Cambiará el tipo de relación con tus empleados, clientes, proveedores, y el resto de grupos de interés?
Aunque quisiéramos que #EstoNOtienequePARAR porque #TodoPasará… #paraquetodovuelva, lo que creemos es que van a haber bajas en esta guerra que van a tener consecuencias llamadas deuda y reclamaciones, porque no se van a realizar las actuaciones económicas necesarias.
Los Empresarios, las asociaciones y la sociedad civil estamos en la acción, pero la política no va a acompañar y el escenario no va a ser alentador. Si la deuda de autónomos y Pymes estuviera “solucionada”, no habría contracción del gasto y posiblemente, en buena medida, la actividad económica continuaría en la mayoría de los sectores. Es muy posible que sectores como el turismo se vería también reducida ya que en parte no debemos de ser el mejor destino del planeta si somos el segundo país con más mortandad por COVID19 (el 9 de abril). Dudamos que este 2020 tenga un buen segundo semestre en número de turistas.

Esta transformación digital forzada en algunas empresas y obligación al teletrabajo, en un tiempo de confinamiento, no va a ser un buen test para saber si se aplican medidas de trabajo remoto. Es un falso teletrabajo con niños que seguir en clases remotas y familia que cuidar en un mismo recinto. Por lo tanto, quizás un 20% de los empleados o un 80% de la jornada laboral puedan acabar desarrollando teletrabajo después del Levantamiento del Estado de Alarma. Nuestros clientes principales seguirán apostando por la rentabilidad de los edificios de Oficinas, mientras que las multinacionales transformarán parte de sus espacios para gestión de reuniones para los que desarrollen actividad fuera de las sedes.
Entendemos que habrá nuevas exigencias en los lugares de trabajo y edificios: ambiente más salubre, medidas higiénicas especiales, automatismos que no nos obliguen a tocar superficies… Entendemos que habrá normativa y nuevos sistemas de prevención que garanticen espacios y ambientes más seguros para empleados, clientes y proveedores.

 

4. ¿Qué acciones ha llevado a cabo tu organización para ayudar a los más vulnerables en estos momentos?
Empezando por los propios empleados, se apostó por encontrar soluciones para no realizar un ERTE.
Seguido por los clientes, se apostó por conseguir sistemas de desinfección con virucida que limitaran la contaminación en los espacios de oficinas y sanitario: la meta es cortar semanalmente vectores de contagio desde los espacios que gestiona.
La empresa mantiene su colaboración con Casa Caridad, Cáritas, AsociaciónConValores, y FundaciónJuanBonal-Padrinos.org.
Por último, sigue trabajando de forma voluntaria para servicios de Acción Católica.

 

5. ¿Cómo crees que afecta a la globalización? ¿Cómo crees que afecta a las tecnologías?
La afección universal debería ser, si la falta de memoria no nos hace olvidar, que ya estamos conectados con TODO el mundo. Las empresas hemos ido trabajando por la internacionalización; la sociedad cada vez más veía que el comercio no tenía fronteras, y los Gobiernos han debido de aprender lecciones de identificación de que los riesgos no tienen fronteras y no somos islas para muchas de las gestiones de necesidad.
Las empresas y la sociedad hemos visto que estamos conectados a todo el mundo (la crisis venidera nos hará ser más conscientes). Los políticos quizás aún no se han enterado.
Esto significa que si no perdemos la perspectiva, debería empezar a importarnos de forma urgente el Medio Ambiente en general, pero pandemias mundiales como el hambre, la malaria o los brotes de ébola en el Congo.

La tecnología va a resolver muchos problemas, o a ayudar a encontrar vacunas, test rápidos o analíticas de gran poder de predicción. Tenemos una gran mejora de telecomunicaciones 5G, sistemas de inteligencia artificial…Pero sin nuestra orientación no va a ser una tecnología útil.
En el mundo tecnológico existe una gran empresario ahora gran mecenas. Bill Gates ya ha dejado por completo el consejo de dirección de Microsoft para centrarse en la Fundación Bill y Melinda Gates: en una charla TEDX de marzo de 2015, anticipó una posible pandemia que sería basada en un coronavirus… y posibles soluciones tecnológicas, económicas, de organización de salud. Pero claro, es un freaky que no debe tener ni idea…

Aquí puedes ver el resto de respuestas de otros miembros de ÉTNOR