Sergio Gordillo, socio director de Improven

1. ¿Cómo ha afectado la pandemia del covid-19 a tu organización? ¿cuáles son los principales retos a los que se enfrenta?

En cuestión de días hemos cambiado radicalmente el estado de la empresa, de la alegría y la celebración de nuestro 20 aniversario a tener que afrontar la crisis COVID19. Tanto para nosotros como para nuestros clientes.

Ser capaz de cambiar los criterios de gestión en cuestión de pocos días, sin apenas tiempo para tomar consciencia de lo estaba ocurriendo, incluso con cierta incredulidad. Tomar decisiones rápidas, firmes y ágiles para responder a nuevos retos.

Aceptar la nueva realidad, aceptando que sería más larga y profunda de lo que nos decían, aprendiendo rápido de nuestros vecinos italianos y haciendo más caso al lejano oriente.

Tratando de poner en marcha nuevos protocolos de funcionamiento en tiempo récord, cuidando de la seguridad de las personas, desplegando todas las herramientas tecnológicas que ya habíamos implantado en los últimos ejercicios y tratando de estar cerca de nuestros clientes para entender sus nuevas necesidades, sus nuevos retos. Redefiniendo así nuestra aproximación al mercado, desempolvando metodologías y conocimientos de la década pasada, creyendo que nunca más saldrían del baúl de los recuerdos.

Incrementando la comunicación con el equipo, intentando informar y compartir las decisiones que íbamos tomando, qué soluciones íbamos desplegando para prepararnos, para estar en las mejores condiciones. Explicar con quienes contábamos y con quienes no y por qué. Protegiendo la tesorería como oro en paño, ya que sin ella no podríamos atravesar este desierto. Buscando nuevas fuentes de financiación temporal que dieran más seguridad y tiempo para lo que pudiera venir. Y por último dimensionándonos para consumir la energía explícitamente necesaria para seguir aportando valor a los clientes y que generase tesorería. Parando inversiones de cuestionable retorno y centrándonos en lo básico: clientes, talento, seguridad y tesorería.

Trabajando ahora para seguir siendo útil a las empresas y que las personas se mantengan unidas a un proyecto, a un camino, a una empresa. Trabajando para que el día después, el sentimiento de pertenencia se haya mantenido y por qué no, que haya crecido porque nos haya hecho más fuertes.

 

2. ¿Crees que tu sector empresarial, el gobierno y/o la sociedad civil debe realizar alguna acción en especial para paliar los efectos de esta crisis a medio y largo plazo?

La sociedad civil está siendo un ejemplo, por cómo está respondiendo: sanitarios, policías, empresas de servicios mínimos, autónomos, familias, hijos, … y estoy convencido que esta crisis va a cuestionar determinados comportamientos que parecían inamovibles. Creo que va a suponer un cambio relevante en la sociedad, que la sociedad civil va a asumir un papel más relevante en los próximos meses en lo referente a contribuir a que se cambien estructuras y modelos de gobierno.

Creo que el mundo empresarial, las empresas, los empresarios, los profesionales deben dar un paso más al frente basándose en los valores que los representan y asumir un mayor liderazgo: generosidad, sacrificio, valor, esfuerzo, compromiso, creatividad, …. que reivindiquen el papel que les corresponde en la sociedad y que trabajen por influir en cambias estructuras, en salir del armario y trabajar por mejorar la sociedad de la que forman parte.

Las estructuras de gobierno creo que han demostrado estar muy lejos de las realidades del país al que representan. Para ser capaces de estar a la altura del reto que viene por delante, sin duda van a tener que dotarse de los mejores profesionales, de los mejores técnicos para que desplieguen un plan país. Esta crisis no sabe de izquierdas y derechas, no sabe de nacionalismos, no sabe de religiones, no sabe de afinidades sexuales, …. y contar con los mejores no puede ser un capricho sino una obligación. Creo que impera un pacto de estado, un proyecto común.

 

3. ¿Cómo crees que será el escenario posterior a la crisis? ¿Cambiará el tipo de relación con tus empleados, clientes, proveedores, y el resto de grupos de interés?

Económicamente hablando tendremos una recuperación lenta, este año se va a producir una reducción relevante del PIB, se va a destruir empleo, … y es razonable que el 2021 sea de crecimiento (dentro de un entorno controlado del COVID19 por contar con las vacunas adecuadas), pero no alcanzando todo el volumen de riqueza destruida, para eso creo que hará falta entrar en el año 2022.

Nos vamos a encontrar con una sociedad diferente, más prudente, más pobre, más endeudada, más tecnológica, con hábitos de consumo diferentes.

Creo que el comportamiento en estas semanas, en estos próximos meses determinará las relaciones, sabrás de verdad con quien has estado en momentos difíciles, quien te ha ayudado y quien te ha dejado.

 

4. ¿Qué acciones ha llevado a cabo tu organización para ayudar a los más vulnerables en estos momentos?

Mientras íbamos encajando los golpes y de adaptarnos a una nueva realidad, hemos trabajado estas semanas por cuidar a las personas de la casa que habían demostrado su valor, sus valores, … con independencia de su utilidad para el corto plazo, contando con todos ellos para el día después.

Desde el primer momento hemos compartido nuestro conocimiento, nuestras habilidades, nuestra experiencia al servicio de los demás, para que les permitiera tomar las mejores decisiones en sus empresas, en sus vidas. Hemos desarrollado artículos, seminarios, charlas, webinars… en los diferentes medios posibles para que llegasen al máximo número de personas.

Hemos sido altavoz de reivindicaciones sociales, de la necesidad de dotar a los autónomos y a los pequeños empresarios de ayudas para poder superar las medidas que desde el gobierno se estaban desplegando, y que los abocaba a la ruina.

 

5. ¿Cómo crees que afecta a la globalización? ¿Cómo crees que afecta a las tecnologías?

Creo que esto demuestra que sólo unidos podemos responder a los grandes retos a los que se enfrenta la humanidad. La naturaleza nos pone de manifiesto a través del cambio climático y de las pandemias, que ésta no sabe de fronteras, ni de razas, ni de religiones. Igual que la segunda guerra mundial supuso el despliegue de determinados organismos internacionales que han dado paso a uno de los siglos en los que más ha crecido la calidad de vida de las personas, con las mayores generaciones de riqueza, con el crecimiento exponencial del numero de habitantes del planeta, de la esperanza de vida …., lo que estamos viviendo va a suponer el espaldarazo a un nuevo modelo mundial de gobierno y de relaciones internacionales.

Sin duda con muchos retos y desigualdades por resolver, pero creo en las personas y la historia pone de manifiesto que en largo plazo hemos ido mejorando. Y sin duda la tecnología va a ser una herramienta que nos va a catapultar a un nuevo modelo, a una nueva sociedad. Con muchas cuestiones éticas por afrontar, con muchos errores que se cometerán, pero sin duda con muchos más aciertos que fallos.

Aquí puedes ver el resto de respuestas de otros miembros de ÉTNOR.