Victoria Chaves, Directora de Atención al Cliente y Asesoría Jurídica de UMIVALE

1. ¿Cómo ha afectado la pandemia del covid-19 a tu organización? ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta?

Mi organización es una mutua de accidentes de trabajo, somos entidades colaboradoras con la Seguridad Social. Prestamos asistencia sanitaria en caso de accidentes y enfermedades laborales, colaboramos con los Servicios Públicos de Salud para adelantar pruebas médicas, tratamientos e intervenciones quirúrgicas en enfermedades comunes y también pagamos las prestaciones económicas de los trabajadores afectados por las situaciones anteriores, así como otras prestaciones económicas de la Seguridad Social (por ejemplo, en caso de riesgo de embarazo y lactancia natural, cuidado de hijos mejores enfermos, desempleo de autónomos, incapacidades, etc.).
Por tanto, si ya a diario estas actividades son esenciales, en el momento en que nos encontramos hoy más que nunca estamos en primera línea de batalla.
En este sentido, para contestar a vuestra pregunta hemos de movernos en dos planos:
En primer lugar, en cuanto a los servicios que prestamos para trabajadores y trabajadoras protegidos, empresas, autónomos, asesorías laborales, etc., la situación nos ha obligado a readaptar la atención a nuestros pacientes. Hemos priorizado porque la actividad asistencial presencial sea principalmente para urgencias médicas y visitas programadas muy selectivas -aquellos casos en que no ver al paciente podría afectar negativamente a la evolución de su curación-, el resto de seguimiento médico los están prestando por teléfono nuestros médicos, enfermeros y fisioterapeutas que llevan un seguimiento de cerca de cada paciente. En la parte de prestaciones económicas, desde el primer momento hemos fomentado el uso de todos los canales de comunicación digital, que ya teníamos disponibles, para facilitar que todos aquellos trabajadores protegidos que, o ya venían cobrando una prestación o necesitan tramitar una nueva, realicen sus gestiones sin tener que salir de casa.
En el otro plano, a nivel interno y en lo que respecta a nuestro equipo, la situación nos ha obligado a acondicionar en tiempo record las herramientas informáticas para que todos los servicios centrales, y de apoyo a la actividad sanitaria y de prestaciones económicas, pudiese continuar trabajando en modalidad teletrabajo. Este punto ha sido fundamental para continuar prestando nuestros servicios, como siempre, ya que son servicios públicos y esenciales.

En cuanto a los retos, esta pandemia nos ha planteado principalmente cuatro desafíos, por destacar los más importantes: Primero el reto de gestionar las parte económica de todas las bajas médicas por Covid-19 mediante una coordinación eficaz con los Servicios Públicos de Salud. Las personas que están sufriendo directamente el virus, o han tenido que ser aisladas, reciben la asistencia sanitaria de sus médicos de cabecera u hospitales públicos y nosotros pagamos la prestación económica que reciben al estar en situación de incapacidad temporal. Adicionalmente está siendo muy importante mantener en todo momento informadas, a las empresas de esos pacientes, de las fechas correctas de sus bajas, de los partes de confirmación así de las fechas de alta para que puedan realizar la gestión de sus seguros sociales correctamente.

El segundo reto está siendo gestionar y tramitar en tiempo record una nueva prestación económica aprobada por el gobierno al inicio del estado de alarma, la prestación extraordinaria por cese de actividad para los autónomos que se gestiona a través de las mutuas. Hemos recibido de momento alrededor de 28.000 solicitudes lo que ha supuesto organizar equipos de trabajo transversales, en toda España, para dar respuesta rápida y eficaz a los miles de autónomos que necesitan cobrar esta prestación.

El tercer reto lo está suponiendo la puesta a disposición de los sanitarios de Umivale para prestar servicio en hospitales de campaña, hoteles y residencias de ancianos, en el momento en que las distintas autoridades sanitarias de las diferentes Comunidades Autónomas nos lo solicitan. Esto nos está llevando a llevar un continuo seguimiento de la seguridad y salud de estos sanitarios, así como una continua reorganización para garantizar que tenemos el personal necesario para asegurar los servicios mínimos indispensables en cada una de nuestras clínicas.

Por último, estamos haciendo un gran esfuerzo en la difusión de toda la información actualizada en materia de salud, prevención y novedades normativas a través de todos nuestros canales de comunicación, así como en contestar y resolver dudas a pacientes, empresas, asesorías y autónomos nuestros mutualistas a través de nuestro Servicio de Atención al Cliente.

 

2. ¿Crees que tu sector empresarial, el gobierno y/o la sociedad civil debe realizar alguna acción en especial para paliar los efectos de esta crisis a medio y largo plazo?

Dado el sector al que pertenecemos, somos administración pública y sanitaria, no solo estamos viendo en primera mano la incertidumbre de nuestras empresas y autónomos, y siendo testigos de las miles de situaciones dramáticas que están sufriendo los trabajadores, empresarios, autónomos, sino que desde el primer minuto ya estamos ejecutando y gestionando algunas de las principales medidas económicas que se han tomado por el gobierno a causa del estado de alarma. Nosotros vamos a continuar cumpliendo nuestro deber de colaboración en todas las acciones que el gobierno ponga en marcha y siendo partícipes de todas las medidas que lleguen desde la Seguridad Social.

 

3. ¿Cómo crees que será el escenario posterior a la crisis? ¿Cambiará el tipo de relación con tus empleados, clientes, proveedores, y el resto de grupos de interés?

Creo que tras la crisis nos vamos a mirar todos con otros ojos. Cuando despertemos de la pesadilla y podamos volver a nuestras rutinas, vernos físicamente de nuevo, vamos a valorar más la riqueza de prestar servicios “por y para personas” donde el contacto humano es tan importante, por ejemplo cuando un profesional sanitario ha de curar y ayudar a un paciente a recuperar su salud.
También estoy convencida de que valoraremos la fuerza del trabajo en equipo que estamos realizando en todas las organizaciones que hemos podido seguir trabajando a pesar del estado de alarma. Si algo estamos aprendiendo estos días es que la unión hace la fuerza y que juntos podemos superarlo.
El tipo de relación con todos nuestros grupos de interés va a ser más humano seguro, la alegría de reencontrarnos físicamente, las historias personales de cada uno van a tener más peso que nunca, la cercanía y la empatía también. En resumen, creo que recuperaremos valores humanos que, el día a día y la rapidez de la sociedad actual, hace que no percibamos de manera consciente.

 

4. ¿Qué acciones ha llevado a cabo tu organización para ayudar a los más vulnerables en estos momentos?

Desde la mutua Umivale, como te decía, estamos redoblando esfuerzos para atender a nuestras empresas y autónomos mutualistas, a sus trabajadores y los despachos colaboradores en estos momentos de incertidumbre con las acciones que he detallado en la primera contestación, además estamos empatizando más si cabe con cada situación y poniendo todos los medios para atenderles de la mejor manera posible.
Como acción más destacable para un colectivo especialmente vulnerable en este momento, creo que conviene destacar la ayuda para que los trabajadores autónomos, que se han visto obligados a cerrar, suspender su actividad o disminuirla drásticamente, tengan una prestación económica que les ayude a vivir.

 

5. ¿Cómo crees que afecta a la globalización? ¿Cómo crees que afecta a las tecnologías?

Esta crisis ha puesto de manifiesto el papel imprescindible que tienen las tecnologías de la información. Seguimos funcionando gracias en gran medida al mundo digital y cuando todo pase somos muchas empresas las que deberemos mejorar en la digitalización de nuestros servicios y la agilización de los procesos con ayuda de la tecnología.
Nosotros ya estamos en ello y desde aquí me gustaría enviar un especial agradecimiento a todos los profesionales informáticos que están haciendo posible que miles de personas podamos seguir trabajando desde casa, sin que nada afecte a nuestra actividad y que nuestros clientes tenga acceso a la información necesaria para garantizar los mejores servicios. Ellos, al igual que todos los profesionales sanitarios de este país, están haciendo posible con su esfuerzo que todo funcione, que no es poco en un nuestro tecnológico mundo actual.

Aquí puedes ver el resto de respuestas de otros miembros de ÉTNOR