Enrique García, director general de Florida Grup Educatiu.

 

1. ¿Cómo ha afectado la pandemia del covid-19 a tu organización? ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta?
La pandemia del Covid-19 ha afectado de manera significativa a la actividad de todo el grupo educativo, sobre todo porque ha llegado de una manera muy rápida y ha habido que adaptarse a contra reloj. El principal reto ha sido adaptar la totalidad de la enseñanza y del personal, tanto docente como de administración y servicios del resto de ámbitos de la cooperativa, a una metodología de trabajo a distancia. Aunque tenemos en nuestra oferta cursos y formación on-line, en el ámbito de Estudios Superiores, nuestra actividad, principalmente, se basa en una formación presencial. Ha sido un reto importante, del que hemos aprendido y hemos sacado muchos aspectos positivos.

 

2. ¿Crees que tu sector empresarial, el gobierno y/o la sociedad civil debe realizar alguna acción en especial para paliar los efectos de esta crisis a medio y largo plazo?
Sin duda, la situación que estamos viviendo debe hacernos reflexionar a todos sobre muchas cosas para mejorarlas en el futuro. Se ha demostrado lo vulnerables que somos a muchos niveles. No sólo en el ámbito empresarial, también en cuanto a la situación de las personas. Creo que todavía es pronto, pero tendremos que reflexionar sobre la manera en la que hacemos las cosas: cómo nos relacionamos, cómo nos enfrentamos como sociedad a situaciones que considero extremas como esta que estamos viviendo. Hay que cambiar muchas cosas entre toda la sociedad.

 

3. ¿Cómo crees que será el escenario posterior a la crisis? ¿Cambiará el tipo de relación con tus empleados, clientes, proveedores, y el resto de grupos de interés?
Como decía anteriormente, la situación que estamos viviendo nos debe hacer reflexionar en cuanto a cómo nos relacionamos. Esta situación ha tenido un impacto importante en todos los ámbitos (empresarial, laboral y social) y las relaciones seguro que van a cambiar. Creo que vamos a valorar otras cosas que quizás estábamos considerando “secundarias”, pero que ahora se ha puesto de manifiesto que eran las realmente importantes. Se han visto muestras de solidaridad, comprensión y empatía que difícilmente se hubieran apreciado en otras situaciones, y este ha de ser el aprendizaje con el que nos debemos quedar. Debemos ser capaces de replicar este aprendizaje entre todos: empleados, clientes, proveedores, etc.

 

4. ¿Qué acciones ha llevado a cabo tu organización para ayudar a los más vulnerables en estos momentos?
Sinceramente puedo decir que estoy orgulloso de todos los compañeros y compañeras de Florida Grup Educatiu porque a todos los niveles la respuesta que han dado ha sido encomiable. A nivel individual, se han adherido a numerosos movimientos colaborativos de toda índole. A nivel de Florida Grup Educatiu, hemos hecho y estamos haciendo todo lo posible para que, en lo que se refiere a nuestra actividad, ningún alumno o alumna, por las circunstancias, se quede sin poder seguir con su formación. Esto ha implicado proporcionar medios tecnológicos a aquellas personas que no disponían de ellos y los necesitaban para poder seguir con las clases, así como establecer medidas que ayuden a paliar los efectos económicos que algunas familias están sufriendo.
También hemos colaborado, con nuestras impresoras 3D, en la fabricación de pantallas protectoras que han sido distribuidas en diversos hospitales y residencias de nuestro entorno.
Todo esto ha sido gracias al equipo humano de Florida. Una vez más hemos puesto de manifiesto nuestro compromiso cooperativo.

 

5. ¿Cómo crees que afecta a la globalización? ¿Cómo crees que afecta a las tecnologías?

Esto ha sido un problema a nivel mundial y hemos visto las consecuencias que ha tenido a nivel global en muchos ámbitos. La capacidad de producción de determinados productos y la dependencia de otros países se ha puesto de manifiesto en nuestro caso. Son situaciones que nos deben hacer reflexionar y quizás analizar posibles nuevas vías. O, al menos, equilibrar esa dependencia. Pero no sólo eso, también hemos visto durante la pandemia diferentes actitudes a la hora de enfrentarse a la situación. En algunos casos radicalmente diferentes en cuanto a qué se considera se debe priorizar: las personas o la economía. Ahí lo dejo. Me quedo con aquellas acciones de ayuda entre países que antes del COVID19 eran inimaginables y que, sin embargo, se han producido.
En lo que a las tecnologías se refiere, si ya eran un elemento fundamental en las empresas, esta situación ha supuesto la necesaria puesta en marcha de estrategias de digitalización en las mismas “a nivel experto”. Bromeando con un amigo de otra empresa comentábamos que aquella estrategia que ya llevábamos años diseñando e implementando poco a poco, la habíamos conseguido poner en marcha en un abrir y cerrar de ojos.

Aquí puedes ver el resto de respuestas de otros miembros de ÉTNOR